Bienvenida a la web

¡Nuestra más cordial bienvenida a todos los que nos visiten a través de este medio!

Cuando me hablaron de que hiciera la presentación y bienvenida de la página web, me quedé pensando lo que podría decir, y cómo podría decir una palabra calurosa de acogida para dicha bienvenida y presentación. Después de pensar un poco, creí que lo más acertado era irme a las Sagradas Escrituras; concretamente al capítulo 3 del libro del Éxodo, donde se nos narra el “Misterio”. Y es que Dios siempre nos sorprende… El texto dice así:

“Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián. Llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, la montaña de Dios. El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la zarza ardía sin consumirse. Moisés se dijo: “Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver por qué no se quema la zarza”. Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza: “Moisés, Moisés”. Respondió él: “Aquí estoy”. Dijo Dios: “No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado”.

Hasta aquí la Palabra de Dios, que siempre tiene un mensaje para cada uno de nosotros. En nuestra página web encontraréis cosas bellísimas: arte, pinturas, filigranas, etc. Pero debemos estar atentos para no quedarnos en la corteza. Tenemos que ir “mar adentro”, profundizar más en los contenidos. Lo importante no es lo que nuestros ojos ven, sino el “misterio”. Este Monasterio es la casa de Dios, su palacio, donde habitan unas personas que lo han dejado todo por “buscar su rostro”. “Gustad y ved que bueno es el Señor”. Sed todos los que nos leéis, veis, o contactáis con nosotras a través de este medio, bienvenidos a nuestra casa, a nuestro Monasterio.

En la Orden de Predicadores estamos celebrando el jubileo de los 800 años de fundación. 800 años en los que muchos frailes, monjas, seglares y religiosas han realizado su vida y han encontrado la felicidad, siguiendo los pasos de nuestro fundador Santo Domingo de Guzmán en el seguimiento de Jesucristo. Este año celebramos que La Orden sigue estando viva y dando frutos abundantes en la Iglesia, por muchas partes del mundo.

Querid@s jóvenes que andan “buscando la felicidad”: os invito a que no os encerréis en vuestro “mundo egoísta”; buscad, preguntad. ¿Qué camino quiere Dios para mí? ¿A qué me siento llamado por Él? ¿Y si me pidiera entregarme a Él como monja dominica contemplativa o como fraile dominico? Dios siempre enviará un mensajero que hablará en nombre de Dios y dirá el camino a seguir. Pedid a Él luz, fe, y ésta les llevará al servicio, el servicio a la paz, la paz al amor, y éste, a la felicidad. “Abrid las puertas a Cristo, Él nos lo da todo y no nos quita nada”. ¡No tengáis miedo!

Que María, la Madre de Jesús y Madre nuestra, interceda por cada uno de nosotros, a fin de que nos conceda a todos llevar a la práctica su consigna: “Haced lo que él os diga”.

Con nuestros mejores deseos hechos oración os saluda muy afectuosamente:

La Comunidad del Monasterio.

Anuncios

Un comentario en “Bienvenida a la web

  1. Un amigo

    Muchas gracias hermanas! La página web ha quedado preciosa. Les doy mi enhorabuena por haberse decidido a darse a conocer por estos medios. Que el Señor os bendiga y os premie con muchas vocaciones para que podáis seguir siendo, con vuestra vida de oración, el corazón de la Iglesia. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s